24 de Mayo de 2015

 

 

 

 

 

 De niño cuando caminaba por la vida, por ser hipersensible y vivir en un mundo sin sensibilidad en los años Franquistas, años en blanco y negro. Iba a la escuela, como si arrastrase una piedra de mil kilos con una cadena. En todo ese proceso de una forma de moverme por la vida con tanta negatividad por todas partes, siempre me acompañaba un anciano a mi parecer un anciano que me decía al oído: todo está bien, no estás solo, yo te acompaño y te quiero muchísimo y te comprendo, comprendo porque sufres y porque para ti la vida es tan complicada y difícil..ese anciano me daba fuerzas para seguir adelante, mientras él estuviese a mi lado, yo podía continuar caminando par la vida sin quererme morir. 

 

 

  Ese anciano que tan bien me conocía era yo mismo, era mi persona en este momento, que partía hacía el pasado y acariciaba a ese niño que nadie entendía y que era el peor de la clase y que no le gustaba jugar a juegos violentos…y el decía, aquí estoy, todo va bien…
  Así es, la vida es circular no es lineal, es un solo punto, y estamos siempre en un solo lugar, así que si vuestro niño tuvo una infancia complicada ir a verlo, y cuidarlo y acariciarlo y decirle al oído que todo está bien. Y él vendrá a daros alegrías y frescura…así de mágica es la vida..Namaste Nyako


24 de Mayo de 2015

 

 

 

Esta es mi Madre Adoptiva, Efie Kora 1995.

 Era jefe de jefes en la tradición Maorí de la tribu de los Waitaha en Nueva Zelanda.
 Cuando llegamos a sus tierras, entramos en un Marae, la casa de culto de su tradición. Alli teníamos que hacer cola para saludar a todos los miembros de los Waitaha. Los Maoris se colocan la frente con la frente, es una forma de conectar su ser con tu ser a través del tercer ojo.
 Cuando llegué a Efie y puse mi frente con su frente, sentí una conexión muy fuerte.De pronto Efie no me soltó, se había quedada enganchada a mi frente, yo me sentí bastante incómodo, pero no me soltaba las manos. La gente que venía por detrás en la cola les hacían saltarnos. Yo seguía nervioso hasta que de pronto comencé a sentir como un mareo y sentí físicamente como mi mente comenzaba a descender por mi cuerpo, lentamente, y bajaba y bajaba como un ser físico independiente a mi. De pronto mi mente llegó a mi corazón, y se expandió de un fogonazo. Recordé formas antiguas, quizá de mi niñez y me puse a llorar...
 Fue muy hermoso, y en ese momento me soltó las manos, era como si hubiese monitorizado toda mi experiencia de bajar la mente al corazón.
 Desde ese momento Efie se quedó a mi lado hasta que me marché de NZ y nos seguimos escribiendo hasta su muerte. Así me adopto y me dieron el nombre de Rongo Nui, Dios de la paz....


15 de Mayo de 2015

 

 

 Cuando tenía como unos catorce años, un día estaba sentado en mi habitación, siempre me sentaba con las piernas cruzadas, inclusive en el comedor.
 Ya llevaba unos días con unas visiones muy extrañas. De pronto se comenzó a girar mis imágenes como en un calidoscopio, cada vez los colores y las luces giraban más y más deprisa. Me comencé a marear muchísimo y viajar a gran velocidad por el túnel de colores.
 De pronto se detuvo todo y llegué a un lugar muy oscuro y enorme. Vi una luz encima mío, como una abertura y me dirigí hacia allí.
 A mi alrededor habían como unos seres oscuros que sufrían e intentaba agarrarme y detenerme, seres humanos sufrientes. Pero no tenían fuerzas para bloquearme.
 Uno casi me agarra de la pierna
 Me acerque mas y mas a la abertura y sin saber como ya estaba al otro lado.
 Rodado de una luz dorada muy especial, era una luz que estaba viva y me envolvía, yo estaba en posición fetal. La felicidad era absoluta, percibía una paz enorme y me sentía completo.     Como si una parte que está en mi que siempre siento como vacía se hubiese llenado.
 No existía el rozamiento del tiempo, ni la sensación de la espera, era completo e intemporal, era feliz. Rodeado de esa luz viva dorada en posición fetal.
 La luz me hablaba pero no recuerdo lo que me decía, era como un susurro o una melodía.
 De pronto escuché un manantial cristalino, giré mi rostro y lo vi, su agua era pura y brillaba como el diamante...un pajarito a su vera comenzó a cantar, su canto era glorioso y expresaba toda la belleza y el conocimiento del universo en su voz...era maravilloso.
 Asi como me fui, regresé a mi cuerpo y desde entonces nunca mas he temido a lo que existe al otro lado del velo de la muerte.
 He intentado regresar a ese lugar o traer esa luz dorada a la tierra y nunca lo he conseguido
 Una experiencia bellísima que necesitaba compartir en el día de hoy, que la luz dorada nos envuelva a todos siempre.


« Anterior | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | Siguiente »